top of page

Cómo conseguir la mejor luz natural en tus sesiones de fotos en exteriores

La fotografía es un arte que se basa en la luz, y no hay duda de que la luz natural puede ser tu mejor aliado al capturar imágenes impresionantes en exteriores. Si eres un fotógrafo aficionado o profesional, entender cómo aprovechar al máximo la luz natural puede marcar la diferencia en tus fotos. En este blog, te daré algunos consejos valiosos sobre cómo conseguir la mejor luz natural en tus sesiones de fotos en exteriores.


1. La hora dorada:


Uno de los secretos mejor guardados de los fotógrafos es la "hora dorada", que se refiere al período justo después del amanecer y antes del atardecer. Durante estos momentos, la luz natural es suave, cálida y difusa, lo que la hace perfecta para retratos, paisajes y muchas otras situaciones. Planifica tus sesiones de fotos alrededor de estas horas para aprovechar al máximo esta luz.



2. Evita la luz directa del sol:


La luz del sol a pleno día puede ser dura y poco halagadora para tus sujetos. Si no tienes otra opción que fotografiar bajo el sol brillante, busca sombras naturales, como árboles o edificios, para suavizar la luz. También puedes usar un difusor o un reflector para controlar la intensidad y la dirección de la luz..


3. Observa la dirección de la luz:


La dirección de la luz puede cambiar drásticamente el aspecto de tu fotografía. La luz frontal puede iluminar uniformemente a tus sujetos, mientras que la luz lateral o posterior puede crear efectos dramáticos y sombras interesantes. Experimenta con diferentes ángulos para ver qué funciona mejor para tu toma.



4. Días nublados:


Aunque la luz solar directa es excelente en la hora dorada, los días nublados también tienen su encanto. El cielo nublado actúa como un difusor gigante, creando una luz suave y uniforme en todas direcciones. Esto es ideal para retratos, ya que no tienes que preocuparte por sombras duras en los rostros de tus modelos.


5. Reflejos naturales:


El entorno que te rodea puede servir como un gran reflector natural. La luz que rebota en superficies como el agua, la arena o las paredes blancas puede ayudarte a iluminar a tus sujetos desde abajo, creando un efecto halagador y brillo en sus ojos.


6. Usa la luz de la hora azul:


La "hora azul" es el período justo después del atardecer o antes del amanecer, cuando el cielo se tiñe de tonos azules profundos. Aunque la luz es tenue, puede crear imágenes impresionantes con un aspecto mágico y etéreo. Utiliza una apertura más amplia y un trípode para capturar la belleza de esta luz.





7. Modifica la luz con accesorios:


No dudes en utilizar reflectores, difusores o flashes externos para tener un mayor control sobre la luz natural en tus sesiones de fotos en exteriores. Un reflector dorado puede agregar calidez a tus retratos, mientras que un difusor suavizará la luz solar directa.



En resumen, la luz natural es un recurso valioso para los fotógrafos en exteriores. Aprender a trabajar con ella y adaptarte a las condiciones cambiantes puede mejorar significativamente tus resultados. Experimenta con los consejos mencionados anteriormente y, lo más importante, practica y observa cómo la luz afecta tus imágenes. Con el tiempo, te convertirás en un experto en el uso de la luz natural para crear fotos impresionantes. ¡Buena suerte en tus futuras sesiones de fotos en exteriores!



0 views0 comments
bottom of page